Ruta de los miradores

Siguiendo el trayecto señalado en esta ruta pueden visitarse algunos de los espacios más emblemáticos de Ribadeo, pasear por las calles del centro histórico y gozar de paisajes de extraordinaria belleza, tanto en la ría como en la costa. Tiene una longitud de 11.5 kilómetros que pueden recorrerse a pié, en coche o en bicicleta, ya que está pavimentada en su totalidad. Además de esto, no es de gran dificultad por lo que es accesible para todas las edades.

El punto de partida de esta ruta es la Plaza de España, detrás de la Torre de los Moreno, continúa hacia la Calle Trinidad y desde allí sigue en dirección a Ovispo Veres. Hay que girar a mano derecha, donde se encontrará con el mirador de la Atalaia, y la capilla del mismo nombre, la más antigua de Ribadeo y situada en el baluarte de la Atalaia, puerta de la muralla que protegía la Villa en la época medieval.

Regresando por la misma calle se baja por las antiguas escaleras de Martínez, para situarse en la calle Antonio Otero. Alternativamente, y sin bajar por esas escaleras, también se puede optar por descender por la calle Amando Pérez en dirección a la ría, seguir el paseo marítimo hacia la izquierda por el puerto deportivo de Porcillán y subir por la calle Calvo Sotelo, que conduce directamente al paseo del Faro.
Con un ascenso poco pronunciado, se llega a la calle Viejo Pancho, desde donde es posible entrar en la primera calleja a mano derecha hasta encontrar la calle San Miguel. Se sigue después en dirección al Cuartel Viejo para desembocar en la calle Calvo Sotelo. Cruzándola,el/la visitante se encontrará en el paseo del faro, que se recorre siguiendo el borde de la ría de Ribadeo para gozar de sus tres miradores: La capilla de San Miguel, que concede una excelente vista sobre el puerto deportivo; El Cargadero, antigua zona de carga mineral de hierro y la Illa Pancha, donde se sitúan los faros antiguo y moderno de Ribadeo.
Una vez encontrada la Illa Pancha, retomamos camino por el mismo paseo del Faro en dirección Calvo Sotelo, para, al final de esta, girar a la derecha en la calle San Roque y así poder observar los hermosos edificios burgueses inspirados en la arquitectura indiana de principios del siglo XX.
Pasada la capilla de Virxe do Camiño, a unos 100 metros comienza la señalización del Mirador de Santa Cruz, que se encuentra a 2.5 Kilómetros de distancia hacia el interior del municipio y al que se llega después de un ascenso no demasiado pronunciado. Se puede apreciar en el camino, y desde este mirador, una excelente panorámica del conjunto de la ría de Ribadeo.